Descubre curiosidades que (seguramente) no conocías sobre la la Alhambra

  • El nombre viene del término Al Hamra, que significa ‘la roja’. Esto es así porque al haber sido construida durante la noche, se iluminaba con antorchas que hacían que se viese de color rojo.
  • La Alhambra es el monumento más visitado de España. Por sus palacios y jardines pasan al año más de 2 millones de personas. Por eso es importante que si piensas visitarlo, compres las entradas con antelación.
  • Fue la residencia de reyes tanto musulmanes como cristianos. En concreto, el emir y los reyes nazaríes vivieron en la Alhambra con toda su corte entre los siglos XII y XV. Posteriormente también fue residencia para los Reyes Católicos y para Carlos V.
  • Fue declarado bien Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. En la actualidad, un total de 49 bienes cuentan con esta distinción.
  • La razón por la que el monumento ha sobrevivido durante tantos años a las guerras y, especialmente, a los terremotos de la zona, es que está construida con tierra apisonada y las columnas tienen una lámina gris de plomo.
  • La Torre de la Vela cuenta con un campanario cuya campana únicamente suena dos días al año, el 2 de enero en conmemoración de la conquista de Granada y el día de Sábado Santo.
  • Tras conquistar Granada en 1492, los Reyes Católicos quedaron tan fascinados con el palacio que se quedaron a vivir en él durante una temporada.
  • La Sala de los Secretos cuenta con una acústica especial que permite que dos personas situadas en cada extremo de la sala puedan oírse aunque hablen susurrando.
  • En su conjunto, la Alhambra puede ser vista como un gigante reloj solar que permite saber qué hora es en función de la sombra que hay en sus habitaciones. Además, cuando el reloj marca las 12:00 de la mañana, la mitad de las habitaciones están a la sombra, y la otra mitad soleadas.
  • Bajo la Alhambra hay más de 15 kilómetros de túneles y pasadizos, que algunos expertos afirman que pudieron facilitar la huida del califa en situaciones de ataque enemigo.